Se implantó un sensor en los pies para sentir una vibración por cada uno de los terremotos que se suceden a diario en todo el planeta. Ella los llama los latidos de la Tierra. La catalana Moon Ribas es una de las primeras mujeres ciborg del planeta. Y este es el epicentro de su historia:

Leer artículo