Imaginad un contenedor de residuos que hace compost in situ. Y del que se benefician todos los vecinos. Lo han desarrollado dos emprendedoras extremeñas, Chanel e Iris Sopo, y su proyecto va a ser pronto una realidad en varios ayuntamientos españoles. Es lo último en tecnología aplicada al medio ambiente:

 

Leer artículo