En lo más perdido de la España despoblada se estudia el origen de la energía oscura del Universo. Y se cartografía el cielo nocturno en 3D hasta captar más de 500 millones de cuerpos celestes. Lo hace Javier Cenarro, junto a otros cien investigadores de otros países, desde el Observatorio Astrofísico de Javalambre, ubicado en la sierra homónima turolense. Y esta es la entrevista que le he hecho para Nobbot:

Leer artículo