La arqueobotánica Amaia Arranz ha demostrado que ya se hacía pan hace 14.400 años. Cinco milenios antes del origen de la agricultura. Se basó en 24 migas chamuscadas que encontró durante una excavación en el Desierto Negro de Jordania. Toda una revolución científica y todo un reto, pues ahora quiere, en  colaboración con el Basque Culinary Center, elaborar aquel pan que comieron nuestros antepasados preneolíticos:

Leer artículo