En tiempos de escasez, nada como recurrir a la sabiduría de los antiguos. En concreto, a la de los musulmanes que habitaron Al Andalus, cuya tecnología hídrica está siendo rescatada por el arqueólogo José María Martín Civantos para combatir la sequía y mejorar los cultivos de una gran parte de Granada y Almería.

Leer artículo